Lavs Hispaniae
Login Registrarse FAQ Miembros Buscar Lavs Hispaniae





Recomendar <br>Lavs Hispaniae
Recomendar
Lavs Hispaniae
LA ERA HISPÁNICA

 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Portal » Foros de discusión » Historia de España » Historia Antigua
Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Taky





Registrado: 20 Dic 2010
Mensajes: 425
Ubicación: Madrid, Castilla, España, Europa



MensajePublicado: Vie Feb 04, 2011 12:10 am    Asunto: LA ERA HISPÁNICA Responder citando

http://bitibajk.blogspot.com/2009/10/la-era-hispanica.html

LA ERA HISPÁNICA




¿En qué momento nace España?, ¿cuándo surge lo español?, ¿qué hecho marca un antes y un después en la formación de la identidad hispana?. 589, 722, 1492, 1714, 1812,... son las dispares y distantes fechas que se se suelen dar para, según los conceptos que se tengan de España, explicar el nacimiento de nuestra Patria. Sin embargo, como escribía Don José Ortega y Gasset en su España invertebrada:

Cita:
"No es el ayer, el pretérito, el haber tradicional, lo decisivo para que una nación exista [...]. Las naciones se forman y viven de tener un programa para mañana".


Y quizá esta ausencia hoy de un proyecto de futuro claro (bien definido y conocido), persistente (mantenido en el tiempo, no cambiante según intereses o aspiraciones partidistas) y único (exclusivo, no compartido por otras naciones), sea lo que cree tantas dudas sobre la realidad de la España actual y sobre su formación histórica. Pero ¿y cuándo habría surgido realmente España, pues?. Pregunta vana y sin respuesta, ya que España no surge; España no nace en ningún momento determinado. España es el producto de un proceso histórico coherente, condicionado por el devenir de los tiempos y cimentado por una serie de hechos de especial magnitud que han orientado su evolución y han ido conformando su identidad durante siglos. Sin embargo, para nosotros, España ante todo debe de ser un proyecto de futuro que, fundamentado en el pasado y respetando sus esencias, la permita prosperar y proyectarse en el mundo.

Y volviendo a las fechas. No, no es la conversión de Recaredo al Catolicismo durante el III Concilio de Toledo (589), y la consiguiente unificación religiosa de visigodos e hispanorromanos, la primera de las fechas que han condicionado nuestra Identidad. Es ésta una visión pasadista y anacrónica que reduce España a un hecho confesional.

Tampoco lo es un inicio legendario de la Reconquista en Covadonga (722), que minimiza el valor de la resistencia mozárabe en el territorio ocupado por los sarracenos y relega la lucha pirenaica a un segundo plano; ni tampoco lo puede ser su final incompleto con la toma de Granada (1492), que olvida que el reino hispanovisigodo -que era el que se reconquistaba- también incluía a un Portugal, en esos momentos independiente, y a una buena porción del Norte de África.

No lo es el anterior matrimonio de Isabel y Fernando (1469), unificador de las dos grandes Coronas hispanas, pues además de dejar fuera de esta unión a Navarra y a Portugal, reduce la españolidad a un hecho dinástico alejado del pueblo y, como consecuencia, peligrosamente expuesto al egoísmo apátrida y a los caprichos regios de monarcas irresponsables.

Y, para finalizar, ni mucho menos, podemos considerar las fechas de 1714 y 1812. La una, inicio de la España afrancesada, dirigida extráñamente, la hace perder el rumbo de su Historia y reforma el Estado sin atender a las esencias hispanas; la otra, inicio de la España liberal y constitucionalista, ahonda en la extranjerización, se apropia de la Libertad, santifica la igualdad y prostituye la idea de Nación equiparándola a la de ciudadanía. Además de tardías, ambas fechas descubren conceptos de España meramente jurídicos (España es un mero "ente administrativo", un Estado, o un "conjunto de ciudadanos") y, por lo tanto, relativos, temporales, superficiales y desiderativos.

Empero, de todas las fechas que arriba citamos, las cuáles constituyen en sí jalones y guías maestras de nuestra realidad (histórica y actual), ninguna de ellas es tan súmamente objetiva como la de 38 a.C.. En este año el emperador Octavio Augusto, pese a que aún no han sido derrotados definitivamente los pueblos cántabros y astures, decreta la incorporación definitiva de la Península Ibérica al Imperio Romano, lo que suponía la pacificación oficial de Hispania. Pero esta fecha no sólo es relevante en sí misma porque señale el fin teórico de la conquista romana de Iberia, hecho que, como es evidente, ha romanizado irremediablemente nuestra identidad. Además no se trata -como las anteriores- de una fecha clave fortalecida por una historiografía decimonónica, más o menos subjetiva y tendenciosa, comprometida en la construcción de mitos nacionales justificativos de políticas modernas.

No, lo que hace trascendental el 38 a.C. es que ya desde el siglo III d.C. fue tomada como fecha de referencia ni más ni menos que para la datación (al menos, por lo que sabemos, para epígrafes y documentos), sustituyendo o completando a la fechación nominativa consular y a la datación AUC (Ab Urbe Condita, "desde la fundación" de Roma el 21 de Abril de 753 a.C.) marcando el inicio de la llamada "Aera hispanica" (Era Hispánica). Este es un hecho de incomparable significación que denota que ya en este siglo existía una cierta conciencia de hispanidad, que reconocía que esa fecha había perfilado el inicio de una nueva era para los pueblos de Iberia. Ni la conversión gótica, ni el apedreamiento de ismaelitas en la Cova Dominica, ni las lágrimas de Boabdil, ni la Pepa han sido tan vitales para nuestra configuración como pueblo y, por ello, no han tenido, ni siquiera entre la politizada historiografía contemporánea, el honor de iniciar una nueva Era. Ni a Gotia, ni a Asturias, ni a Isabelia ni a Borbonia, Hispania evolucionó a España.

Tal es así que la teoría mas aceptada actualmente entre los historiadores afirma que esta forma de datación, aunque usada desde el siglo III, no se generalizó hasta el siglo VI y lo hizo como una forma de reafirmación identitaria de los hispanorromanos frente a los invasores visigodos, los cuáles, no obstante, una vez asentados en Hispania y acaparadores del poder político, la hicieron suya transmitiéndola a los futuros reinos cristianos. Así, lo que ratifica la trascendencia de esta Era Hispánica es que su utilización se generalizó en los documentos de todos los reinos hispánicos de la península (e imitada ocasionalmente en algunos reinos de Europa Occidental durante parte del Medievo) al menos hasta el siglo XII e incluso, en algunos casos, hasta el siglo XV, cuando comenzó a ser sustituida por el cómputo cristiano. En estos documentos las dataciones vienen referidas con una fecha precedida con las expresiones era, sub era o in era, lo que indicaba que estaba datado según la Era Hispánica, por lo que, para conocer la fecha de la era cristiana, habría que restarle 38 años.


Bienvenidos al año 2049 de la Era Hispánica.



_________________

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Furia Española
Site Admin




Registrado: 20 Dic 2010
Mensajes: 747




MensajePublicado: Vie Feb 04, 2011 4:11 am    Asunto: Responder citando

Muy interesante. No conocía la existencia de esta datación.

Gracias.



_________________
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
wad ras





Registrado: 31 Dic 2010
Mensajes: 518
Ubicación: Granada (España)



MensajePublicado: Vie Feb 04, 2011 8:25 am    Asunto: Responder citando

Interesante, sin duda, si bien discrepo de la tesis de fondo. La mencionada "conciencia hispánica" de los tiempos del Emperador Augusto, y aun la existente durante todo la Era Imperial Romana, es una conciencia unitaria un tanto "sui generis", pue se supedita a la condición de Provincia Senatorial del Imperio.

Nadie duda de que representa un paso imprescindible en la posterior formación de la conciencia nacional española, pero no creo que suponga el acta fundacional estricta del sentir nacional.

Yo lo tengo meridianamente claro: el ser español, el tránsito de la Hispania romana imperial hacia "España" (¡que viva por siempre!) se produce en el solar hispanorromano-visigodo, en donde el primer colectivo pone la cultura, la civilización, las leyes, la lengua, la Fe, y el segundo la espada y la estructura política unitaria. La Conversión de Recaredo, siendo un factor decisivo a tales efectos, no viene más que a ratificar que los habitantes de nuestra tierra ya son conscientes de pertenecer a una entidad específica, ESPAÑA.



_________________
"Haz lo que quieras, Cristo no olvida a los suyos. Teñirás, si quieres, la espada con mi sangre. Pero no mancillarás mis miembros con la lujuria".
SANTA INÉS, VIRGEN Y MÁRTIR DE CRISTO, ANTE EL JUEZ QUE LA AMENAZÓ CON EXPONERLA EN PÚBLICO EN UN BURDEL.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Regalista hispano
Site Admin




Registrado: 20 Dic 2010
Mensajes: 1138




MensajePublicado: Vie Feb 04, 2011 11:20 am    Asunto: Responder citando

Yo también estoy más cerca de lo que dice Wad Ras. Sin embrago, siendo la conversión de Recaredo un hecho importante, creo que se trata de uno más de nuestros pasos de formación nacional.



_________________
¿Tu verdad? No, la Verdad, y ven conmigo a buscarla. La tuya, guárdatela.

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
wad ras





Registrado: 31 Dic 2010
Mensajes: 518
Ubicación: Granada (España)



MensajePublicado: Vie Feb 04, 2011 11:26 am    Asunto: Re: Responder citando

Regalista hispano escribió:
Yo también estoy más cerca de lo que dice Wad Ras. Sin embrago, siendo la conversión de Recaredo un hecho importante, creo que se trata de uno más de nuestros pasos de formación nacional.



Uno más, pero bastante cualificado, pues de golpe y porrazo suprime el escollo de las rivalidades entre arrianos y católicos, y sienta como religión oficial de la Corona la católica, propiciando ya la unidad política de lo que antes se mascaba como realidad social y cultural (la Laus Hispaniae de San Isidoro constituye un testimonio histórico, amen de bello y emotivo, de indudable valor científico).



_________________
"Haz lo que quieras, Cristo no olvida a los suyos. Teñirás, si quieres, la espada con mi sangre. Pero no mancillarás mis miembros con la lujuria".
SANTA INÉS, VIRGEN Y MÁRTIR DE CRISTO, ANTE EL JUEZ QUE LA AMENAZÓ CON EXPONERLA EN PÚBLICO EN UN BURDEL.
Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Mostrar mensajes de anteriores:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Portal » Foros de discusión » Historia de España » Historia Antigua Todas las horas son GMT + 1 Hora
Todas las horas son GMT + 1 Hora
Página 1 de 1


 
Cambiar a:  
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro




Mapa del sitio - Powered by phpBB © 2001- 2004 phpBB Group
Designed for Trushkin.net | Styles Database

Crear un foro gratis | foros de Politica | | soporte foros | Contactar | Denunciar un abuso | FAQ | Foro ejemplo


Free counter and web stats